Configuración de Cookies

Cookies técnicas

Activas
ver cookies

Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de la página web y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan, incluyendo aquellas que el editor utiliza para permitir la gestión y operativa de la página web y habilitar sus funciones y servicios.

Cookies analíticas

Inactivas
ver cookies

Son aquellas que permiten al responsable de las mismas el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios del sitio web. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad del sitio web, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.

AVISO DE COOKIES

Esta página web, propiedad de SPRI, utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación, elaborar información estadística, analizar sus hábitos de navegación y remitirle publicidad en función de los mismos. Puedes hacer clic en Aceptar para permitir el uso de todas las cookies o puedes elegir qué tipo de cookies deseas aceptar o rechazar mediante la opción Configurar Cookies. También, puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.Configurar cookiesAceptar

Basque Cyber Security Centre - Centro Vasco de Ciberseguridad

Manual para que las estafas online no te amarguen estas rebajas

Para que la cuesta de enero se nos haga menos dura, tras los regalos de Navidad y Reyes Magos los comercios aprovechan a aplicar descuentos a sus productos con el objetivo de aumentar las ventas. Un buen momento para darnos un capricho si Olentzero no nos ha traído lo que le habíamos pedido. Pero ojo: ¡No es oro todo lo que reluce! Al realizar compras online debemos tener mucho cuidado con las estafas.

Tras el habitual atracón navideño de turrón, langostinos y cordero, llega otra época de consumo exagerado: las rebajas. Para que la cuesta de enero se nos haga menos dura, tras los regalos de Navidad y Reyes Magos los comercios aprovechan a aplicar descuentos a sus productos con el objetivo de aumentar las ventas. Un buen momento para darnos un capricho si Olentzero no nos ha traído lo que le habíamos pedido. Pero ojo: ¡No es oro todo lo que reluce! Al realizar compras online debemos tener mucho cuidado con las estafas. Especialmente ahora que las ventas por internet han aumentado un 15% por la pandemia.

Aquí os mostramos algunos de los fraudes más habituales:

  • Ofertas exageradas o que no parezcan reales.
  • Productos gratuitos que puedes conseguir con un simple like en redes sociales.
  • Webs de tiendas que se hacen pasar por otras.
  • Perfiles falsos de tiendas en redes sociales.
  • Phising: mails con ofertas fraudulentas.
  • Webs o mensajes que nos obligan a descargar un programa, aplicación o extensión del navegador

¿Cómo evitar caer en la tentación y el engaño? Aquí van una serie de consejos para realizar compras online de manera segura, ordenados desde el momento en que inicias el proceso hasta el pago final.

Compra sólo en páginas conocidas

De la misma manera que en el mundo real solemos comprar en tiendas de confianza, en el terreno virtual debemos acceder a webs fiables y evitar las ofertas provenientes de páginas dudosas. Si jamás has oído hablar de esa tienda ni nadie te la había recomendado antes, por algo será. Muchos estafadores crean webs fraudulentas con ofertas falsas para hacerse con nuestros datos personales y los de nuestra tarjeta. Algunas se pueden descubrir fácilmente por sus faltas de ortografía o su diseño amateur.

HTTPS siempre

Desde hace años, el protocolo de seguridad online viene marcado por la "S" en la dirección HTTP. Eso significa que la web protege nuestros datos de navegación y la hace más fiable. Ahora, las que no empiezan por HTTPS son automáticamente bloqueadas por el navegador.

Evita páginas que se hacen pasar por otras

Al acceder a una tienda desde redes sociales o mediante un enlace recibido por mail o Whatsapp, puede que la dirección no sea real, sino que la esté imitando para engañarnos. Conviene que entremos manualmente a la web en cuestión o a través de Google, para asegurarnos de que sea la correcta y no una artimaña.

Revisa la información del producto

Portales de ventas online suelen albergar pequeños comercios que venden sus productos ahí. Quizá alguno logre evitar la seguridad de esas webs para meter objetos fraudulentos y tratar de estafar a los clientes. Una buena manera de detectar estas estafas es revisar la descripción de esos productos y leer las valoraciones de otros compradores. Atención también con los gastos de envío, pues puede que incremente considerablemente el precio inicial o que tarde en llegar más de lo deseado.

Revisa la parte inferior de una web

Toda página real tiene en su footer, en la parte de abajo, enlaces a la política de privacidad, condiciones de compra, pago, envío, garantía o servicio postventa. Es conveniente prestar atención a esa información para evitar problemas después. Ahí podemos encontrar también los datos fiscales de la empresa, como su NIF. Si no está, no debemos comprar ahí. Y si la tienda no cumple con los 14 días para las devoluciones que hay por ley en España, tampoco podemos fiarnos.

Cuidado con los banners falsos

Algunas webs pueden contener anuncios camuflados como botón para engañarnos al comprar. Al pinchar en ellos, se suele abrir otra pestaña en el navegador que nos lleva a una página fraudulenta o con ofertas falsas. Debemos revisar la dirección para asegurarnos de que estamos en la tienda esperada.

Utiliza sistemas de pago fiables

Una de las normas más importantes, aunque sea la última medida que podemos emplear para detectar engaños. El método más fiable y extendido actualmente es PayPal, ya que permite recuperar el dinero en caso de estafa. Si en pleno 2022 una web no ofrece este servicio, no debemos fiarnos. Las grandes tiendas como Amazon o eBay suelen tener su propio sistema de pago que nos obliga a poner nuestra tarjeta y aunque es seguro, resulta preferible usar intermediarios como PayPal que ya están vinculados a nuestra tarjeta y correo electrónico, por lo que podemos hacer fácilmente un seguimiento de las compras y posteriores reclamaciones.

Denunciar ante las autoridades

Si hemos sido víctima de una estafa online o gracias a estos consejos hemos detectado alguna posible amenaza, es importante informar a las autoridades para que potenciales clientes no sean engañados en el futuro. Además, en el BCSC también tenemos un servicio al que puedes acudir para informarnos o reportar sobre cualquier tipo de incidencias de ciberseguridad.